¡Qué bien juega el Valencia de Djukic!

Miroslav Djukic, entrenador del Valencia CF
Miroslav Djukic, entrenador del Valencia CF

Los que me seguís en Twitter me habréis leído muchas veces uno de mis tuits favoritos: ‘¡Qué bien juega el Valladolid de Djukic!’. Una frase con una buena carga de ironía, porque el juego de su ya ex equipo nunca me ha convencido del todo. Tiene buenos minutos en los partidos pero es demasiado irregular, aunque también hay que valorar que lo subió a Primera y lo ha mantenido con cierta comodidad en la máxima categoría.

Más allá del juego, tiempo habrá para que cambie de opinión si me gusta el fútbol del nuevo Valencia, lo que más valoro es que el entrenador serbio deseaba venir a entrenar al conjunto blanquinegro. Lleva más de un año esperando. El arrebato de amor pasajero que llevó a Llorente a poner en el banquillo a Pellegrino aplazó la llegada de Miroslav, que no ha dudado ni un segundo en dar por seguna vez el ‘Sí, quiero’.

Lo dijo el nuevo presidente del Valencia Amadeo Salvo nada más acabar el Sevilla-Valencia que cerraba la Liga: ‘En el Valencia estará quien quiera estar’. Y Djukic quiere. Quien no lo tenga claro más vale que se dé prisa en hacer las maletas. Eso sí, al siguiente que abandone el club que reflexione y no repita el ridículo de Ernesto Valverde en la rueda de prensa del Sánchez Pizjuán. El ‘txingurri’ había logrado ponerse a todos a su favor en los últimos meses y en unos pocos minutos se los puso a todos en su contra. Unanimidad casi total en ambos casos.

Hay quien pueda pensar que Djukic y Pellegrino guardan similitudes, pero yo únicamente les veo una: han jugado en el Valencia. La trayectoria del ‘Flaco’ en los banquillos se empezó a forjar el primer día que se sentó en el de Mestalla. Su inexperiencia fue el germen de su fracaso. El actual míster valencianista ya ha entrenado a la selección sub 21 de Serbia, al Partizán de Belgrado, a la selección absoluta de Serbia, al Mouscron, al Hércules y al Valladolid. Cuando Rafa Benítez llegó al Valencia no tenía un curriculum mucho mejor y protagonizó la etapa más dorada de la historia del club.

Djuka ya ha demostrado sobradamente que es valencianista de corazón. Ya tiene mucho ganado respecto a su predecesor en el cargo, tan frío y racional que nunca entendió lo que es ser del Valencia, porque él nunca lo fue. Ahora estamos en manos de un entrenador comprometido, joven, competitivo y ambicioso. Me gusta la idea, el juego…. ya veremos. Pero estoy convencido que en un futuro escribiré en mi Twitter, y sin ironía ninguna: ‘¡Qué bien juega el Valencia de Djukic!’.

A 5 personas les gusta este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>